Un lugar para compartir y cuidar

El éxito no sirve para nada sino tenemos a alguien con quien compartirlo; de hecho nuestra emoción humana más deseada es la de conexión con otras almas. Como seres en continua evolución es nuestra responsabilidad crear el ambiente propicio para poder compartir y cuidar a esos seres queridos. Nuestra experiencia humana siempre es muy limitada, sino tenemos alguien con quien compartir o a quien cuidar, así es la filosofía humana de alguna manera venimos a este mundo a practicar el amor, contribuir y dar lo mejor de nosotros. Tenemos que comprender que nuestra capacidad de amar es ilimitada, que la fuente de inspiración o de amor se encuentra en todas partes, se encuentra en el planeta donde estamos, usted lo puede ver en su familia, con su pareja, con sus hijos, incluso si a usted le gusta su trabajo posiblemente lo ame también; así que, como puede ver el amor lo ve usted por todos lados, sin contar las veces que internamente se conecta con él, posiblemente para ayudar a otros, ó en esos momentos mágicos cuando tiene que hablar con su pareja de algo amoroso, sin embargo déjeme decirle que todo no es color de rosas, que a pesar que encontramos fuentes de amor por todos lados, olvidamos que el amor nunca podrá tener cabida, sino entiende que antes del amor, necesita comprender la relación, la capacidad que tenga para relacionarse consigo mismo y con los demás, la mayoría de las personas olvidan que el amor es infinito, pero que la relación es algo finito, que requiere de saber de algunos aspecto claves, porque sino termina en el callejón de la desesperación, el cansancio y la frustración. Le hablo que si usted no tiene un método para alejarse de la guerra en las relaciones, si usted no tiene la capacidad para crear espacios de amor, entonces siempre se verá en vuelto en la desilusión, frustración y desesperación.

En este lugar es muy importante entender las siguientes guías para establecer una relación exitosa, que abre paso para que usted experimente el amor:

  • Usted conoce las reglas suyas y las de su pareja.

Lo primero que me gustaría compartir con usted es que todos somos seres humanos, todos tenemos corazón y todos queremos amar y todos lo hacemos diferente y en las diferencias, tiene una oportunidad, para crecer, para entender, comprender, y para descubrirse. Así que si usted no conoce los valores y las reglas de la persona con quien comparte una relación, debe prepararse para el dolor, pero también tiene que comprender que dentro de si existe un colorido de valores, reglas y razones que lo motivan a encontrarse en una relación, tiene que comprender que la única forma de que las cosas mejoren, sean maravillosas o inolvidables con su pareja es cuando usted decide hacer algo por ese aspecto pero en su colorido interior, hago referencia a las imágenes internas que usted tiene acerca de quién es, que cosas le gusta y que no, así como el sistema de comunicación que utiliza para hablarse internamente, para comunicar sus sentimientos de estrés, de todas manera la vida no cambia, la manera que usted utilice para procesarla, es la diferencia entre sentirse inspirado o desilusionado. 

Si una persona quiere establecer un momento inolvidable con su pareja ¿cómo podría hacerlo? Si internamente no está creando momentos amorosos, momentos que lo motiven a estar inspirado, momentos que le den máxima seguridad, momentos que lo hagan hablar con pasión de la vida, es prácticamente imposible si esta persona quisiera crear una relación amorosa con su pareja, sino consigue dentro de sí momentos de amor consigo mismo, momentos que lo hagan verse como el centro del universo, momentos que lo hagan verse como una persona amorosa, exitosa y feliz.

Las personas pueden amarse, pero si, por la razón que sea, rompen las reglas de alguien que les importe, se va ha producir estrés y surgirán confrontaciones en la relación, y le insistimos si usted no conoce sus reglas o no conoce las reglas de su pareja prepárese para el sufrimiento. Recuerde que las veces que usted se ha visto envuelto en una confrontación ha consistido en un altercado sobre las reglas que rigen su vida y cuando las personas se relacionan íntimamente es inevitable que algunas reglas choquen. Al conocer las reglas de una persona puede eliminar estos contratiempos por adelantado, antes de que se produzcan. Las relaciones no terminan por amor, terminan por sus reglas.

Por otra parte ¿Tiene usted muchas reglas para amar? Posiblemente la regla que contemplan las personas más amorosas del planeta son las siguientes: 1) las personas no son lo que hacen, 2) El amor no ve conductas 3) El amor no ve reglas, si quiere relacionase con los demás tiene que tener la capacidad de ver el colorido de sus reglas, hablarse internamente reflexionando acerca de que si esas reglas aplican o no y por último hacerse la pregunta de oro en la relación. ¿Usted está interesado en mantener su regla o en amar a su pareja? O lo que es lo mismo ¿Tener razón o relación?.

  • La relación es para dar

La mayoría de las personas establecen una relación para obtener algo, tratan de encontrar a alguien que vaya a hacerles sentir bien, alguien que tienen la responsabilidad de hacerlos feliz. En realidad, la única forma de que una relación funcione consiste en considerarla como un lugar en el que se entra para dar y no para recibir, claro no hay nada de malo con recibir no me mal interprete, pero resulta infantil pensar que otra persona tiene la responsabilidad de hacerlo feliz, de llenarle todas sus necesidades, de hacer incluso que usted sea o no exitoso en la vida, visto el amor desde te necesito, quiero que te comportes de esta manera, es mejor así, visto de ese color, es un lugar de tensión y control porque en el trascurso del tiempo las personas hacen cosas diferentes, tan diferentes que algunos hasta terminan muriendo.

Cuando una persona entra en una relación para dar, desarrolla una habilidad para amar, la llave que abre todas las puerta del corazón, dar es poder, dar es amor en potencia, dar es igual al amor incondicional, recuerde todo lo que usted da lo recibe con creces, la vida siempre le da lo que usted da de alguna manera.

En toda relación se requiere estar dispuesto a sembrar las semillas. Que pasaría si usted le pidiera al jardín, diciéndole: DAME FRUTOS; DAME PLANTAS… El jardín seguramente contestaría “Perdone usted señor mío, pero aquí no trabajamos así, usted debe ser algo novato, porque no son esas las reglas del juego y luego le explicaría que hay que plantar la semilla, hay que vigilarla, regarla, escarbar, echar abono y dispensar otros muchos cuidados y si se hace bien, entonces al cabo de algún tiempo recogerá sus frutos o podrá ver las flores, en cuanto a pedir puede seguir pidiendo y no por esa razón cambiaran las cosas.

  • Perdonarse.

En este lugar para compartir y cuidarse, es importante tener en cuenta que las relaciones son espacio de encuentros y desencuentros y en esos desencuentros lo único que lo mantiene unido a su pareja es el perdón, por cierto herramienta primordial para la negociación de esas reglas internas que tiene usted, herramienta primordial para crecer, expandirse y ser mas amoroso. Un solo acto de perdón lo puede liberar a usted de la cárcel del odio y del desencuentro con su pareja, un solo acto de perdón lo puede llevar a usted y a su pareja a rediseñar y a reinventar su relación, lo puede llevar usted a reflexionar de sus errores cometidos, ajustar su conducta, ser más flexible y por último madurar en una relación de pareja.

Las personas hacen cosas, no son cosas. Lo que nos afectan no son las personas si no sus comportamientos. Perdonar las acciones de las personas es inmensamente Salvador, tal vez la figura de Cristo Perdonando a quienes le estaban torturando y matando constituye el mejor legado del gran maestro: << Padre, perdónales porque no saben lo que hacen>>. Es importante que cada uno de nosotros considere la posibilidad de vivir según estas palabras o según esta regla “NO SABEN LO QUE HACEN”. Las personas que dañan a sus semejantes tampoco saben lo que hacen. Piense que las personas que se han comportado con usted en forma irritante, en realidad no sabían lo que hacían, son como esa célula cancerosa que perdió toda referencia de ese conjunto llamado cuerpo.

  • Vuelva a asociarse con su pareja.

Fe + comodidad = desilusión

Fe + Acción = milagro

Cada día es un espacio maravilloso para reencontrarse de la manera más especial con su pareja, cada minuto que vea a su pareja le recuerdo que si usted se lo propone puede reforzar sus sentimientos de conexión más profundos, preguntas como: 

¿Cómo he podido tener la suerte de encontrarte en mi vida? ¿Eres grandiosa o grandioso? ¿Estar a tu lado me hace una mejor persona?

Asocie por completo el privilegio de compartir su vida con esa persona, sienta el placer de lo que más le gusta de su pareja, ya sea algo físico, espiritual o intelectual, le recuerdo que el momento que nosotros le decimos, SI a alguien o le pedimos a alguien un Si, en ese instante, una de las razones que nos mueve tienen que ver con lo que le dio la persona, puede ser un buen trato o esa mirada tierna o esa manera de pensar o simplemente su forma de ser, todo eso está ahí, esperando que usted le quite el polvo, lo pula y lo haga brillar de nuevo y todo eso está determinado por su capacidad de asociase a lo que le gusta de su pareja.

Comprométase en la búsqueda continua de nuevas formas de sorprender a su pareja. Si no lo hace así entonces comienza la rutina, donde no pasa nada, creyendo que mi pareja está segura porque que siempre es la misma, terminando en que ya no me provoca estar contigo. Así que encuentre, inspírese y cree esos momentos especiales capaces de convertir su relación en modelo a imitar, en algo que sea legendario, y que a los otros también puedan encontrar una esperanza cuando lo vean a usted en una relación feliz.

Vuelva a encontrase cada día con aquello que ama de esa persona con la que está relacionado, manifiéstele lo agradecido que esta, de tener ha esta persona en este lugar para cuidarse y compartir, observe, cual es su canal neurolingüístico, active todos sus recursos para que esa persona se pueda ver y sentir o hablar de lo amada que esta o lo amado que se siente, movilice y viva su relación con todo.

El secreto de una relación puede hallarse en comprender “Qué es una relación” y ¿Cuántas personas realmente hay en una relación?… el universo no perdona porque simplemente no acusa…

Para terminar le recuerdo “El amor es paciente, es benigno; el amor no es envidioso, no es jactancioso, no se envanece, no es injurioso, ni egoísta; no se irrita, no es rencoroso, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera todo lo soporta. El amor es eterno… Existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la mas grande de todas es el amor.” 1 Corintios, 13.

Te recomendamos que si leíste esta nota contemples con tu pareja el audio libro “Tu y yo Juntos para toda la vida” que se encuentra en los audio libros de poder que podrás conseguir en esta misma página.

Su donación es importante para seguir construyendo escritos que mejoran la calidad de vida de las personas. Haz la donación en Paypal a la cuenta.​

bgestion7@hotmail.com​

×

¡Hola!
Puede escribirnos por WhatsApp o envíenos un correo electrónico a bgestion7@hotmail.com

× WhatsApp